Observamos con frecuencia como muchos niños no saben relacionarse de manera saludable, comportándose de modo retraído, tímido, aislado, agresivo o pasivo. Los niños que carecen de unas apropiadas habilidades sociales suelen terminar experimentando aislamiento social o rechazo, viéndose finalmente muy afectado su estado de ánimo y la imagen y aceptación de sí mismo.

Las habilidades sociales son las capacidades que desarrollan las personas para relacionarse con los demás (padres, hermanos, amigos, profesores, adultos…). Por ejemplo, hay habilidades muy simples, tales como escuchar, compartir, apoyar, animar, respetar, aceptar las diferencias, entre otras. Pero también existen habilidades más difíciles, como decir «NO» a alguien cuando no se comparte un pensamiento, resolver conflictos, hablar de manera asertiva, autocontrolar el comportamiento, etc.

Las relaciones sociales no solo son importantes por lo que refiere a las relaciones con los demás, sino que también permiten que el niño asimile papeles y normas sociales, y sepa defender sus pensamientos y derechos asertivamente. Las deficiencias en dichas habilidades se han relacionado con el desarrollo de una baja autoestima, pobre rendimiento escolar, problemas de conducta en casa y en el aula y acoso escolar, pudiendo afectar dichas deficiencias en la vida adulta, prolongándose o exagerándose.

Algunos indicadores que nos ayudan a reconocer a un niño/a con déficit de habilidades sociales serían los siguientes:

  • No se acerca a otros de forma positiva.
  • Tiene problemas de relación con los profesores y/o los padres u otros adultos.
  • No expresa sus deseos y preferencias de forma clara.
  • No sabe hacer valer sus derechos.
  • Es fácilmente manejable por otros niño/as.
  • Expresa sus frustraciones discutiendo o agrediendo a otros.
  • Se muestra excesivamente tímido o inhibido.
  • Es fácilmente intimidado por niño/as violentos o agresivos.
  • No participa en los juegos, ni sabe como acceder a los grupos.
  • Tiene dificultades para tomar o respetar los turnos.
  • No muestra interés por otros, ni intercambia información apropiadamente.
  • Dice no gustarse a sí mismo.
  • No sabe negociar ni convencer a otros.
  • Trata de llamar la atención de forma poco apropiada.
  • Frecuentemente es abandonado, rechazado o ignorado.

Afortunadamente, las habilidades sociales se adquieren, principalmente, a través del aprendizaje y por tanto pueden adquirirse y mejorarse a través de un entrenamiento adecuado.

Mediante este taller de Autoestima, Expresión corporal y Habilidades sociales para niños y adolescentes, éstos pueden desarrollar y mejorar habilidades tan fundamentales como la empatía, la amistad, la asertividad, el autoconocimiento, el autocontrol, la confianza y el respeto, entre otras. Además, aprenderán cuestiones tan importantes como saber «decir no» y resolver conflictos, sentando bases sólidas para el desarrollo de su autoestima.

La finalidad de este taller es enseñar y entrenar comportamientos específicos que permitan que el niño aprenda a relacionarse positiva y satisfactoriamente con otras personas, ya sean iguales o adultos, favoreciendo el respeto hacia sus propios derechos y los de los demás y cambiando conductas inhibidas o agresivas, por otras más saludables.

Desde los primeros años de vida es fundamental favorecer, trabajar y enseñar habilidades específicas para la competencia social. Por lo que este taller está dirigido a todos los niños, y más especialmente a aquellos niños y adolescentes con edades comprendidas entre 6 y 16 años que presenten algún/os indicador/es propio de un déficit en habilidades sociales.

La psicóloga infanto-juvenil de nuestro centro mantendrá una entrevista previa con los padres del menor a fin de conocer las habilidades actuales del niño, las dificultades que presenta, y la conveniencia o no de realizar el taller.

Las inscripciones están abiertas durante todo el año, ya que se trata de grupos abiertos.

Realizamos una primera entrevista gratuita para analizar los objetivos y dificultades de cada niño o adolescente, con el fin de conocer y trabajar de manera más personalizada las dificultades de cada niño.

GRUPOS:

Niños de 6 a 10 años: Sábados de 11:00 a 12:00 horas.

Adolescentes de 11 a 16 años: Sábados de 12:15 a 13:15 horas.

PRECIO:

20€ al mes (4 sesiones de 1 hora a la semana)

Grupos reducidos e inscripciones abiertas todo el año.

Para más información o reservar cita para la primera entrevista, contacta con nosotros.